8 C
New York
viernes, abril 19, 2024

Buy now

spot_img

Alemania registra una ola de explosiones contra cajeros automáticos y preocupan a la población

En la ciudad alemana de Ratingen, la explosión de cajeros automáticos es un tema que preocupa a la población. Dos de ellos explotaron temprano en la misma mañana del mes pasado, en las sucursales de Santander y Deutsche Bank al otro lado de la calle, cerca de la plaza principal del suburbio de Düsseldorf.

Hace un año, los residentes de los apartamentos sobre Santander demandaron sin éxito para que se retiraran las máquinas debido a la preocupación de que pudieran ser allanadas, un gesto que, en retrospectiva, podría considerarse profético en otros países. Pero en Alemania, los ladrones están haciendo explotar los cajeros automáticos a un ritmo de más de uno por día.

Los ataques aumentaron más del 40% desde 2019, según el Ministerio del Interior, y los investigadores dicen que dos factores están impulsando el aumento. La economía más grande de Europa tiene 53 mil cajeros automáticos, un número desproporcionadamente alto que refleja la preferencia de los alemanes por el efectivo en lugar de las tarjetas bancarias. El país también cuenta con una extensa red de autopistas, o Autobahns, en muchas de las cuales no se aplica ningún límite de velocidad.

Ratingen se encuentra a solo 70 kilómetros de la frontera holandesa, y los investigadores dicen que las pandillas de los Países Bajos son los principales culpables de los ataques, que lanzan vidrios volando, hacen que las fachadas de los edificios se derrumben y los cartuchos de dinero se abran.

Los asaltantes escaparon con casi 20 millones de euros (22.1 millones de dólares / 396.2 millones de pesos) en 2021, cuando se registraron 392 explosiones de cajeros automáticos, una cifra que aumentó a 496 en 2022. La policía en el estado de Renania del Norte-Westfalia, donde se encuentra Ratingen y que ha sido el más afectado de los ataques, han registrado 47 incidentes en lo que va de 2023, una tasa superior a la del año pasado.

Mientras tanto, la frecuencia de los atacantes de cajeros automáticos está disminuyendo en los Países Bajos, en parte debido a medidas de seguridad como el pegamento que inutiliza los bloques de efectivo dentro de los cajeros automáticos, dice la policía holandesa. Entonces, los asaltantes de cajeros automáticos holandeses están cruzando la frontera y, según estima la policía alemana, han llevado a cabo entre el 70% y el 80% de los ataques en Alemania desde 2018.

La policía holandesa sospecha que alrededor de 500 hombres son los responsables, trabajando en grupos en constante evolución a medida que los nuevos reclutas reemplazan a los que son atrapados. Los fiscales en Frankfurt acusaron esta semana a seis ciudadanos holandeses de causar explosiones, robo y daños a la propiedad.

La policía de Ratingen también está investigando una posible conexión holandesa en la redada gemela del mes pasado, después de haber identificado un pequeño vehículo que salió a toda velocidad de la escena hacia una autopista cercana. El jueves, casi un mes después de los atentados, la fachada de Santander seguía rota. El letrero de Deutsche Bank todavía estaba dañado y un letrero pedía que los clientes entendieran que los cajeros automáticos estaban fuera de servicio mientras estaban en reparación.

En Alemania, aproximadamente el 60% de las compras diarias se pagan en efectivo, según un estudio del Bundesbank que encontró que los alemanes, en promedio, retiran más de 6 mil 600 euros al año principalmente de cajeros automáticos. También está trabajando con funcionarios en Bélgica, Francia y en la Europol para combatir la ola de delitos con cajeros automáticos. Las autoridades asociadas no respondieron a las solicitudes de comentarios.

Al señalar que las redadas en cajeros automáticos pusieron en peligro vidas, la ministra del Interior de Alemania, Nancy Faeser, instó esta semana a los bancos a intensificar las medidas de seguridad para los cajeros automáticos.

Tanto Santander como Deutsche Bank dijeron que priorizaban la seguridad y que la estaban mejorando continuamente en los cajeros automáticos, pero los bancos dentro de Alemania son reacios a adoptar medidas generales y, en cambio, abogan por un enfoque caso por caso según el riesgo de seguridad individual.

Un portavoz de Deutsche Kreditwirtschaft, un grupo de cabildeo paraguas para las instituciones financieras de la nación, dijo que «diferentes ubicaciones conllevan diferentes riesgos. Actualmente no existe una solución única para todos».

Related Articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Stay Connected

0SeguidoresSeguir
0SuscriptoresSuscribirte
- Advertisement -spot_img

Latest Articles